Descripción

Las venas varicosas en la mayoría de los casos aparecen en las piernas. Frecuentemente sobresalen y son de color azul.

  • Normalmente, las válvulas en sus venas mantienen la sangre fluyendo hacia el corazón, de manera que no se acumule en un lugar.
  • Las válvulas de las venas varicosas pueden estar dañadas o ausentes. Esto provoca que las venas se llenen de sangre, sobre todo cuando usted está de pie.
    Los siguientes tratamientos para tratar las venas varicosas pueden realizarse en el consultorio de un proveedor de atención médica o en una clínica. Le aplicarán anestesia local para adormecer su pierna. Usted estará despierto, pero no sentirá dolor.

La escleroterapia es la mejor opción para las arañas vasculares. Estas son pequeñas venas varicosas.

  • Se inyecta agua salada (una solución salina) o una solución química en la vena varicosa.
  • La vena se endurecerá y luego desaparecerá

Puede utilizarse tratamiento con láser en la superficie de la piel. Unas pequeñas ráfagas de luz harán que las pequeñas venas varicosas desaparezcan.

La flebotomía trata las venas varicosas superficiales. Se realizan cortes muy pequeños cerca de la vena dañada. Luego se retira la vena. Un método utiliza una luz por debajo de la piel para guiar el tratamiento.

Esto puede realizarse junto con otros procedimientos, como la ablación.

La ablación utiliza calor intenso para tratar la vena. Existen dos métodos. Uno utiliza energía de radiofrecuencia y el otro utiliza energía de láser. Durante estos procedimientos:

  • El médico punzará la vena varicosa.
  • El médico deslizará un tubo flexible (catéter) hacia arriba a lo largo de la vena hasta la ingle.
  • El catéter enviará calor intenso a la vena. Este sellará y destruirá la vena y esta desaparecerá con el tiempo.

Causas

Entre las principales causas de la aparición de varices destacan tres.

En primer lugar, y si se trata de varices primarias, están las válvulas congénitamente defectuosas. Las válvulas son responsables de hacer circular la sangre hacia el corazón, por lo que si no funcionan correctamente la sangre se acumula en la vena provocando su hinchazón.

La tromboflebitis provoca el mismo efecto. En este caso, son trombos, o lo que es lo mismo, coágulos, los que dificultan la circulación. Esta situación puede darse, por ejemplo, tras prolongados periodos de reposo en cama.

La tercera causa más probable para la aparición de varices es el embarazo. Por suerte, las varices que aparecen durante el período de gestación son secundarias y tienden a desaparecer entre dos y tres semanas después del parto.

Prevención

En la actualidad no existe ninguna medida que ayude a prevenir la aparición de las varices.

No obstante, el director de Cirugía Vascular del Hospital Universitario de Valme destaca que un estilo de vida saludable, realizar ejercicio físico, evitar el sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo contribuyen a que, si una persona tiene riesgo de desarrollar varices, éstas estén más controladas.

Tipos

Existen diferentes formas de clasificar las varices. La principal, a nivel médico, es la clasificación CEAP, que establece una graduación de las varices en función de la presentación clínica, de la etiología, de la anatomía de la vena y de la patofisiología de la misma.

A nivel general García León indica que se pueden establecer dos tipos:

  • Varices superficiales: Es el tipo más frecuente. Conocidas como telangiectasias o arañas vasculares son varices de pequeño tamaño, muy visibles, que suelen causar preocupación. “Este tipo de variz no suelen tener mayor significación patológica y suele ser un problema principalmente estético, no suele provocar problemas en la piel de oscurecimiento o de dermatitis, ulceraciones o flebitis”, añade.
  • Varices tronculares: Pueden presentar diferentes grados de dilatación y son las varices propiamente dichas: venas dilatadas y que pueden ser más o menos visibles.

Arrastrar para ver antes y después
drag-and-drop

Arrastrar para ver antes y después
drag-and-drop